El Velo

1a. Corintios 11:4-16

Introducción:

Este tema de por si es controversial y ha causado divisiones profundas dentro de las iglesias evangélicas en todo el mundo. Nuestra misión es una de las pocas iglesias pentecostés que sostienen y practican esta enseñanza que va dirigida hacia las mujeres.

Desarrollo:

Verso 4: Comenzaremos diciendo que la indicación para el varón es que no debe de orar con la cabeza cubierta (usando sombrero, gorra, etc.) porque al hacerlo así está deshonrando a su cabeza que es Cristo. Kataischuno (Griego) = avergonzar; desilusionar (Lucas 13:17; Rom. 5:5).

En estos versículos Pablo encabeza su enseñanza declarando que es cuestión de obediencia a Dios el cubrirse la cabeza en la congregación; queda claro que es honroso a las mujeres hacerlo y deshonroso para el hombre imitarlo.

Verso 5: Es todo lo contrario al varón pues dice que toda mujer que tiene la cabeza descubierta mientras ora o profetiza deshonra (kataischuno) a su cabeza. Si es casada está deshonrando, avergonzando a su esposo; si es soltera, está deshonrando a su cabeza espiritual, padre, pastor, etc. Agrega también que al no tener cubierta, se hace como una mujer que está rapada. Era costumbre en Israel que a las mujeres adulteras les rapaban como castigo.

Verso 6: Como era vergonzoso cortarse o raparse, por eso el apóstol Pablo indica que debía cubrirse para no ser deshonrada. Esto nos indica la única manera en que la mujer puede evadir este mandamiento.

Verso 7: Este versículo declara enfáticamente que el hombre no debe de cubrirse porque él es la imagen y gloria de Dios. Pero la mujer sí debe cubrirse porque ella es la gloria del hombre.

Verso 8: Aquí enfatiza el orden de Dios. El hombre primero, luego la mujer procediendo del hombre.

Verso 9: Se asienta el principio en estos versos de que el varón tiene mayores prioridades en esta gracia del evangelio, por el solo hecho de ser hombre.

Verso 10: Este versículo es clave pues el apóstol Pablo dice que por la causa anterior (vs. 7-9) la mujer debe de tener un símbolo de autoridad sobre su cabeza. En la versión King James se traduce «debe de tener un poder sobre su cabeza». El Griego, exousida = símbolo de autoridad, traducido como privilegio, capacidad, libertad, poder, derecho. La cubierta es señal en el mundo literal y espiritual. En el literal demuestra que es una mujer humilde, sumisa a su cabeza, demuestra que tiene una autoridad sobre ella. En el mundo espiritual demuestra a los ángeles que hay que someterse a Dios (Efesios 3:10,11; I Tim. 5:21).

Aquí podemos agregar también que es por causa de los ángeles caídos pues ellos pueden ver que la mujer, al no tener cubierta, no tiene señal de cobertura y poder influenciar al orar o profetizar.

Este versículo es uno de los más profundos y difíciles de entender. Aquí se establece el principio de que la mujer está en desventaja si no se cubre desde el momento en que se arrodilla, pero cae sobre ella una gran autoridad para que pueda mover los poderes del reino venidero, cuando se cubre la cabeza.

Verso 15: Este verso es uno de los favoritos de aquellos que se oponen a esta doctrina, pues pretenden decir que aquí se prueba de que Pablo está hablando del cabello de la mujer, pero es lógico que no. Pues el versículo seis de este mismo capítulo nos prueba lo contrario. Ademas, debemos de entender que la cubierta no es para usarlo las 24 horas sino solo para orar y profetizar como lo declara el versículo cinco.

Contrario: Queda comprobado ampliamente en el estudio anterior de donde viene nuestra enseñanza; pero también debo aceptar que solamente por el Espíritu de Dios, las mujeres van a sentir que esta doctrina no es de hombres sino de Dios.