Imposicion de Manos

Creemos en la ministración de la imposición de manos como en la época de la iglesia del principio, para realizar los siguientes efectos:

 

  • Impartir sanidad (Mr. 16:18)
  • Bendecir (Mt. 19:15)
  • Delegar autoridad (Hch. 6:6, 7)
  • Otorgar el Espíritu Santo y sus dones espirituales (Hch. 8:17-19)
  • Respaldar llamados ministeriales (I Ti. 4:14)
  • Transferir autoridad presbiterial (II Ti. 1:6)

 

Creemos que en esta ministración se puede contaminar con pecados ocultos, por lo cual no se debe imponer las manos con ligereza (según I Ti. 5:22).